25 de mayo de 2009

Guten morgen


No hay nada mejor como despertarse escuchando las olas del mar, asomarse por la ventana que rodea mi "soñado" hogar y descubrir el amanecer más bello que jamás he contemplado. Aunque ahora que lo pienso mejor es compartirlo con alguien que, aún estando profundamente dormido segundos antes, es capaz de ponerse lo primero que encuentra y salir descalzo (desafiando a las hormigas asesinas) para inmortalizar ese momento.

Y si la mañana continúa con mi desayuno preferido... imaginaros cómo puede terminar el día.

5 comentarios:

GUIZMO dijo...

Las hormigas furiosas son seres temibles...

Mujer imperfecta dijo...

Tú sí que sabes...

RicardoCavolo dijo...

todo bien :)

abril en paris dijo...

No sé como terminó tu dia, pero si
es tan precioso como el amanecer..
¡ tienes una suerte barbara !

¡ Qué seas feliz o lo más cercano a ello !.

Besos.

Nalda dijo...

Gracias a todos... la verdad es que me considero afortunada, por qué no decirlo.