6 de diciembre de 2009

Mi pueblo

(Esta es la calle donde vivo en el pueblo)

Siempre he dicho que el que no tiene pueblo se pierde mucho. He vivido tantas cosas allí que no me imagino mi vida sin esa vía de escape, sin ese bienestar, sin esa recarga de pilas. Para mí, el pueblo es reencontrarme con mi infancia (mis abuelos, mis tíos, mis primos...) y, aunque no he nacido allí, me siento como en casa.

Ahora voy de vez en cuando, menos de lo que me gustaría, pero saboreo al máximo todos los momentos: dar un paseo hasta la fuente que hizo mi abuelo, cenar en la peña con los amigos, acercarme al huerto -ahora yermo- donde cogía tomates cuando era pequeña, rebuscar en el granero, visitar a mis sobrinillos... Y todo eso no lo cambio por nada del mundo.

16 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Hay pocas cosas en esta vida que valgan tanto la pena como esa sensación de sentirte como en casa, digo yo.

Posdata: ¿Cómo se llama tu pueblo?

Muá.

Nalda dijo...

Se llama Codos y a sus habitantes, codinos. ¿Curioso, verdad?

Un besito guapa

sonoio dijo...

por un momento me llevaste de l codo allí.. y paseé

gracias y un gran beso!

dEsoRdeN dijo...

Nunca tuve pueblo, y me habría gustado. Aunque mi barrio es como si lo fuera, y cuando era pequeño y me llevaban a casa de mi abuela a pasar las vacaciones, era como estar en un pueblo

Mardel dijo...

Caso parecido, te entiendo.
Uno no es de donde fue, sino de donde siempre siente que se ha ido...

♥ Anabel ♥ dijo...

Yo no tengo pueblo :( Toda mi familia tanto paterna como materna es de Madrid... me hubiera encantado tenerlo para tener tan bellos recuerdos... esa vía de escape es muy importante... pero hoy me has hecho sentir un poco de Codo :)
Besitos!

Sally dijo...

En el pueblo están las raíces y los primeros recuerdos de ocio de la mayoría de los jóvenes de nuestra generación. Son la esencia de lo que es realmente "de verdad".

Señor Posmópolis dijo...

para este fin d año iré a mi pueblo. queda al otro lado del mar de tu pueblo, pero te mandaré fotos de mi pueblo. recuerdo cómo me divertí en mi infancia al igual que tú. un parque, los columpios, las fantasías. el origen por cierto.
abrazo!

abril en paris dijo...

Yo tampoco tengo pueblo y siempre lo eché a faltar. Soy madrileña pero ahora vivo en castilla-León y aunque me costó acostumbrarme ahora estoy encantada de vivir en una ciudad pequeña porque sin ser pueblo se le acerca..
¡Disfruta de tus raices y recuerdos
infantiles que son lo mejor del mundo !
Un abrazo linda muchachita !!

Núria dijo...

Me hubiera gustado tener un pueblo como el tuyo. He estado en el pueblo de personas a las que he querido mucho y era maravilloso experimentar su alegría por volver a él y revivir con ellos sus recuerdos de infancia y adolescencia.

Cesc dijo...

No se puede ir contra los propios origenes...

Lavidasincolor. dijo...

Yo tampoco cambio por nada ir a mi pueblo, aunque ahora lo haga muy de vez en cuando, por desgracia, ir al menos unas horas me da fuerzas para seguir.. me aleja del mundo y consigue que me vaya a otra realidad, que vea la vida de otra manera. :)
Mi entrada no es autobiografica, un beso guapa!

De cenizas dijo...

¡Ay que nos hacemos mayores!

besos

Noesperesnada dijo...

Quien no tiene pueblo no tiene historias para contar...

begusa dijo...

nunca me han sabido las calles de mi pueblo tan bien como ahora que las piso poco...

Anónimo dijo...

la de momentos que hemos vivido allí, unos mejores, otros peores pero siempre los recordaremos.
y como en la pelicula:
siempre nos quedará Codos.
muaks