2 de noviembre de 2009

Corre corre que te pillo


Cuando hace frío me gusta tenerle cerca, que me tape con la manta, que encienda la chimenea, que ponga a asar castañas, que me mire con esos ojitos de haber roto sólo un par de platos, que note que yo le observo de arriba abajo y de abajo arriba, que me achuche, que me bese, que me abrace y que se haga un ovillo conmigo mientras me susurra al oído lo que él y yo sabemos.

12 comentarios:

Mauricio P. Milano dijo...

:)

De cenizas dijo...

Y sin frío... ¿no? Bueno lo de las castañas...


besos

Señor Posmópolis dijo...

que me apapache

Nalda dijo...

Sin frío, con calor, llueva, granice, sople el viento o Lorenzo pegue fuerte. Sólo que cuando es época de castañas, aún me entran más ganas que me "apapache"! jiji.

besos

Señor Posmópolis dijo...

claro hay castañas! pero lo más importante es que se puede estar bien acompañado para esos fríos infernales (aunque esperemos que quien nos acompañe no resulte ser del infierno)

dEsoRdeN dijo...

Cómo mola todo eso. Y cómo se echa de menos cuando llega el frío!

palabra de verificación: 'hypie'. Sin palabras...

Nalda dijo...

Sr. Posmópolis: en ese caso, no descarto ir con Guizmo a comer castañas asadas a su país. Será cuestión de llevarse manta!!! jiji.

Desorden:¡Ahá! Me pillaste, soy una mujer de espíritu libre...

Un abrazo

Espérame en Siberia dijo...

¿Tu abuelo? :D

Julia dijo...

Qué lindo! Si me tratan así... SÍ que puedo amigarme con el invierno!! :D

(Yo aumenté la foto e iba a preguntar lo mismo que Siberia...) :)

Besosss.

GUIZMO dijo...

¿Tu abuelo te susurra cosas al oído que tú y él sabéis? Suena extraño, jajaja.

migue dijo...

suerte tener chimenea...siempre he soñado con una velada con chimenea...algún día

bueno...la solución ya la he puesto...igual algo enrevesada, no se :P

saludos

Nalda dijo...

Jiji, no es mi abuelo. Es un señor al que ni siquiera conozco. Digamos que fue un "robado" en toda regla... pero me pareció tan entrañable preparando los troncos para hacer lumbre...

Algo que, por cierto, me recuerda a mis abuelos.

Un abrazo a todos y gracias por veniros de picos pardos conmigo