3 de marzo de 2010

Maus


Supongo que a todos os habrá pasado alguna vez eso de empezar a leer un libro y no poder parar hasta llegar a la la última página. Es una adrenalina literaria que sólo se sacia cuando hay química más allá del papel. Una especie de romance con fecha de caducidad que saboreas lentamente a una velocidad de vértigo. Esa sensación la he tenido con "Maus", el cómic escrito y dibujado por Art Spielgman que ganó el Pulitzer en 1992.

Ha llegado a mis manos muchos años después, pero quizás en el momento adecuado. Sí, soy de las que piensa que las cosas suceden por algo. El libro narra la historia de un superviviente de Auschwitz, Vladek Spielgman, el padre de Art, el autor del libro. A través de continuos flashbacks, el autor revive el Holocausto al mismo tiempo que retrata la personalidad de su padre y su fría relación con él. Tan pronto te emocionas como te enrabietas con lo que lees y contemplas.

Lo curioso es que los protagonistas son animales. Los judíos, como Vladek, están representandos como ratas, y los nazis como gatos. Una metáfora sublime del arriesgado juego de la vida.

23 comentarios:

GUIZMO dijo...

LIBRAZO

¿Y cómo fue que cayó en sus manos semejante amatista literaria?

Nalda dijo...

Me lo regaló alguien con un gran sentido de la estética.

Un besazo inmenso

mlle.Chen dijo...

Como dice GUIZMO, librazo!

Disfrútalo :)

Nalda dijo...

Ya lo terminé Mlle. Chen!!!

Un besito

dEsoRdeN dijo...

De pequeño era muy de leer cómics, pero perdí el hábito algún día que no recuerdo, y sé que me estoy perdiendo un mundo estimulante y tremendamente interesante. Me han hablado muy bien de Maus, y de Persépolis...

X dijo...

Coincido con dEsoRdeN, hace tiempo que me digo que tengo que leer esos dos.

migue dijo...

no lo he leído, pero he oído hablar de él....me lo anoto pues...
pd: a verrr...al fantasma le relajaba ver a guille dormir, no le "excitaba" jajajaja

Eo dijo...

Lo añado a la lista de pendientes.

Haltrup dijo...

Yo creo que los blogs pueden ser como ventanas jaja!

Que extraño que utilic animales para representar a ambos grupos.
Me gustan tus textos. :)
Un saludo!

Marta dijo...

No lo conocía pero todos hemos tenido esa sensación que nos ha hecho terminar un libro en un cortísimo periódo de tiempo.
Curioso lo de judíos y nazis y su representación

Un beso

urquijo71 dijo...

Pocas cosas engancha tanto como un buen libro.

abril en paris dijo...

Y éste es de los que hacen pensar y sentir..:-)

aguacateyfresas dijo...

Un placer degustar un buen libro, pero tendré que tener en cuenta el que dices porque no lo leí...

begusa dijo...

especismo en estado puro.... (un libro genial) ;)

unjubilado dijo...

Me suena y creo que uno de mis hijos lo tiene.
La novela gráfica, publicada por entregas de 1980 a 1991 en la revista Raw, de la que era editor Art Spielgman, luego fue recopilada y en el 92 ganó el Pulitzer.
Saludos

De cenizas dijo...

La metáfora zoomórfica es un poco "delicada" pero si el tratamiento es correcto...realmente puede valer la pena.


besos

Espérame en Siberia dijo...

Pues yo también tomaré nota, Nalda querida.
Aunque eso de la química inmediata e irrenunciable de la que hablas al principio, justo me pasó esta semana con el libro que recomendé el otro día: Intimidad.
Me lo leí en una tarde. Tiene verdades como puños.
Es altamente recomendable.


Millones de besos :)

Lucía Corujo dijo...

Me lo apuntaré para cuando tenga algo de tiempo libre.
Qué original eso de los animales.

Besos :)

Loli dijo...

Me encanta la química esa que no te deja dejar de leer. Me habían comentado que es muy bueno. Lo leeré.

Bss
L;)

Anónimo dijo...

En Maus, los gatos representan a los alemanes en general: no específicamente a los nazis.

GUIZMO dijo...

Dudo mucho, Anónimo, que si Art Spiegelman fuese una mente mínimamente pensante (como parece ser) eligiese esa caracterización para el conjunto de la población alemana. Básicamente porque seguro que él sabe mejor que yo que en la nacionalidad alemana hay una incontesatble raíz judía.

Es decir, hay dos opciones respecto a tu "teoría":
a) Estás presuponiendo cosas poco o mal contrastadas.
b) Art Spiegelman es inconsecuente en su discurso.

Siento tener que decantarme por la primera opción.

Sally dijo...

Claro que las cosas sucenden por algo y cuando tienen que sucerder. "El maestro sólo llega cuando está preparado el alumno" decía un viejo refrán indio. Me has dado ganas de leer el cómic.
Un saludo.

__maga__ dijo...

excelente comic, a mi tb me pasó lo mismo: la adrenalina literaria!
saludos