25 de septiembre de 2009

Escalofríos de acero


Cuántas veces hay que hacer de tripas corazón. Y tragar, tragar, tragar hasta que el frío del acero nos hace vomitar.

11 comentarios:

De cenizas dijo...

Uf... No sé...



besos

sonoio dijo...

no sé cuátas
pero
me parece que en varios tramps del trayecto de la vida

baccio

abril en paris dijo...

Hacer de tripas corazón..uhm..me suena. Y a veces no te queda otra,
pero después de vomitar
¡ qué alivio !
Un besito.

Espérame en Siberia dijo...

Tantas que se convierte en el pan de todos los días.

Muá.

GUIZMO dijo...

Pues sí que anda agorero el personal... Ánimo niña, peor sería una sopa de balas por ejemplo.

Besos

Cesc dijo...

Desgraciadamente muchas veces debemos hacer de tripas corazón. Y otras ojos que no ven...

Pero también en ocasiones nos enfrentamos a las situaciones y sacamos lo mejor que llevamos dentro.

La chica dijo...

Sea lo que sea, espero que vaya a mejor.
besos

migue dijo...

demasiado tragamos, sí que es verdad...

Nalda dijo...

Tutto bene!!! Gracias a todos!! Besotes

Lola La Fleur dijo...

Pues mira, a veces trago, pero no mucho, que tragar tanto no es bueno y solo consigues que el cuerpo se envenene. Menos tragar y más desprender.

El otro dijo...

Mientras no derive a una úlcera...
De rebote he llegado aquí. Me gusta tu blog.