18 de septiembre de 2009

El retrato


Aquí está. No he dejado de mirarlo desde que lo he visto en el caballete. Es el mejor regalo que podían hacerme en un día de lluvia y ceniza. Lo mejor es la dedicatoria, pero ésa me la guardo para mí.

8 comentarios:

sonoio dijo...

según este retrato
te pareces muuuuuucho a mi
compañera!

qué lindos ojos nalda!!!!


un beso

abril en paris dijo...

¡ Impactante esa mirada..!!

Felicidades por tu regalo. Disfrutalo
con el autor/a

Bss.

De cenizas dijo...

Un dia de ceniza¡¡¡¡¡¡¡¡ y yo sin enterarme...

Por cierto... se te corrió el rimel...
:)


besos

GUIZMO dijo...

La realidad mejora la mediocre ficción..

Espérame en Siberia dijo...

¡Pero nos dejas con la curiosidad! No es justo. Yo voto por conocer esa dedicatoria. Aunque sea yo muy chismosa, jajaja.

Y tienes toda la razón del mundo. Perder, en ocasiones, significa ganar. ¡Si es que todo es relativo en esta vida!


Muá.

Diana dijo...

Eres tú, con algo de neorrealismo italiano (por la mirada). Muy bueno el retrato.

Mauricio P. Milano dijo...

Así que acá está la versión final (o una parte de ella). ¡¡Qué interesante tu primer retrato!! Me alegro de que lo estés disfrutando. Es lindo cuando algo nos gusta tanto que no podemos despegarle los ojos... Saludos!

elena dijo...

bonito retrato.
tienes una mirada impactante.