21 de julio de 2009

Hablando con el más allá


Desde que llegué a Berlín me he topado con escenas tan rocambolescas como ésta. Os pongo en situación: las cinco y pico de la tarde paseando por el barrio de Kreuzberg, un cementerio (de los tantos que hay repartidos por la ciudad) y una pareja sentada en un banco de espaldas a la calle. Yo con mi tritón al otro lado de la valla, con la cámara en la mano y más felices que unas castañuelas. Me da por mirar hacia el cementerio, me detengo y observo curiosa la conversación que mantienen los desconocidos. Pero no entre ellos, sino vía móvil con el más allá...
Está claro, de Berlín al cielo.

5 comentarios:

De cenizas dijo...

Es más habitual de lo que pueda parecer... En muchos paises, Escocia por ejemplo, los cementerios son como parques donde la gente pasea y va a descansar, dentro de las mismas ciudades.



besos

guitarboy dijo...

... es que en al más allá ahora hay unas cabinas para estas cosas..

migue dijo...

en londres estuve haciendo el idiota sobre unas tumbas en medio de un parque...hasta que me dí cuenta que eran tumbas :S...mal rollo me entró, las tienen ahí como si fueran adornos en el parque

abril en paris dijo...

Lo mismito me pasó en Suiza,
nos sentamos en lo que creiamos un precioso jardin y en vez de un banco
¡ era una tumba ! Me pareció mucho mejor que los cementerios góticos y siniestros de por aqui..!

unjubilado dijo...

Las personas mayores hablan/hablamos con nuestras personas fallecidas, familiares, amigos... vía pensamientos.
Recuerdo que cuando trabajaba en Ocaña para ir a la estación de radio (6 Kilómetros) teníamos que pasar por delante del cementerio.
Íbamos en pareja y en ocasiones mi compañero se arrimaba a mí y empezaba a cantar alguna canción.
Yo le animaba comentando que ningún muerto nos iba a salir al paso, pero veía en sus caras el temor a pasar de noche delante de una necrópolis.
Un abrazo