12 de agosto de 2009

Madre y abuela

Era la pequeña de cuatro hermanas. Alta, morena, delgada. No tuvo hijos, pero no le hizo falta. Alegre, habladora, zalamera. Vivió por y para su moreno, y supo dar el calor de una madre y una abuela sin serlo. Por eso y por mucho más esta noche busco su estrella entre las lágrimas de San Lorenzo.

5 comentarios:

Desilusionista dijo...

Mucha suerte, y que la encuentres ;)

Por cierto, nada más entrar, la palabra para verificación que me ha salido ha sido "taboo". Espero que no quiera decir nada!:P

[M] dijo...

Seguro que si la buscas, la encuentras....
seguro.

migue dijo...

qué foto más chula, sólo le faltan los mofletes coloreados como se hacía antes a veces :)

Muchas gracias!

PD: tendrás un mail por ahí...

Anónimo dijo...

siempre estará en la memoria esos "paseos" que se daba buscandonos.

Nalda dijo...

Desilusionista: serán cosas del destino... aunque quién sabe...

[M]: ¡la encontré, pero costó lo suyo!

Migue: encontré la foto rebuscando en cajones querados y me pareció preciosa. No sólo por la gran persona que figura.

Anónimo: como para olvidarse de los paseos matutinos, las charlas a pie de calle, los consejos de abuela... Cuánto la echo de menos.

Saluditos y gracias a todos.