9 de junio de 2009

Rebelde por dentro

Por los pelos. Conseguí ver la exposición "Zaragoza rebelde" en la cuenta atrás. Me hubiera quedado todo el día paseando entre carteles, folletos, vídeos, fotografías, camisetas y mil cosas más. Pero fue suficiente para corroborar que hay dos tipos de rebeldía: la que se exhibe sin tapujos y la que se lleva por dentro.

Se me olvidaba que también hay quien, con la excusa de la rebeldía, sólo busca fastidiar. Querer y no poder... Lástima que no puedan vivir sabiendo que los demás sí son felices.

3 comentarios:

Cesc dijo...

Todos tenemos algo de rebelde en nuestro interior...

Por cierto, em metro es de NYC!

Saludos

unjubilado dijo...

Rebeldías en la actualidad hay muchas, no tienes nada más que comentar a un joven en el autobús, que hay una persona mayor de pie, que casi no se tiene para que te suelte cualquier barbaridad, también a personas mayores que cruzan un semáforo estando en rojo y tras comentarles que deberían haber esperado unos segundos ya que un coche casi les atropella para que gritando te digan cualquier burrada.
Saludos

Nalda dijo...

Cesc: estoy de acuerdo, aunque algunos lo saben explotar mejor que otros... ¡El metro de Nueva York, qué interesante!

Jubi: la vida está llena de rebeldes sin causa. Más vale tener paciencia!!!

Un besote para los dos