18 de junio de 2009

Sorpresita en forma de huevo (II)

110 gramos, 6 centímetros. Después de varias horas a remojo (con cambio de agua incluido) ha nacido un polluelo precioso. Piel limón, ojos negros y piquito y alas con cierto tono anaranjado. El nombre todavía no lo he decidido. Prefiero esperar a que gane peso para ver a quién se parece...

7 comentarios:

GUIZMO dijo...

Jajajaja, cuanta ciencia y cuanta magia en un sólo huevo...
Yo le veo cierto parecido a la mami salvo por los ojos del retoño que son bastante más chiquitos (y uno más grande que el otro por cierto ahora que me fijo).

Felicidades!

Bellota dijo...

Ooohhh
Que bonito.
No da un poco de penita, ahí, metido en ese huevo con el calor que hace?

Beso.

dr0sn0j dijo...

... vaya y yo que apostaba por la bicicleta..

Nalda dijo...

Es un polluelo lisiado, pero sigue siendo monísimo. Guizmo, estoy barajando llamarle "Vértigo", como propusiste en la sorpresita number one. Como dice Bellota, da penilla verlo ahí dentro pero si lo saco de ese cascarón de plástico se morirá. Snifffffffff

Drosnoj, las bicicletas son para el verano....

dr0sn0j dijo...

... ¿dónde habré oído yo esto? jeje..

Nalda dijo...

Últimas noticias: a día de hoy el polluelo ha crecido casi 2 centímetros más. Está enorme... y ya se ríe!!!

RicardoCavolo dijo...

jajaja, maravillosas estas cosas...